El entierro

Apuró el cigarro con el sonido de fondo de la fuerte lluvia golpeando contra las ventanas de la oficina. La mudanza ya estaba casi completada, a falta de ordenar unos cuantos archivadores y colgar varios cuadros.

Estiró sus extremidades y se levantó a por el té que tenía preparándose. Se sirvió un taza y volvió a sentarse frente al viejo escritorio, cubierto de informes de antiguos testimonios, entrevistas e informes policiales que había acumulado con el paso de los años.

Encendió otro cigarro, dio un trago al té y retomó la inspección de los documentos que tenía ante sí. Extendió la mano y cogió uno al azar. Al verlo, le invadió una sensación de nostalgia. Recordaba perfectamente la emoción sintió hace doce años, siendo aún un joven estudiante de la universidad,  cuando tuvo en su mano estas hojas.

Seguir leyendo “El entierro”

Anuncios

La Canción del Coche Fúnebre

Nunca te rías
Cuando pasa un coche fúnebre
Ya que podrías ser el siguiente en morir
Ellos te envuelven
En una gran sábana blanca
Desde tu cabeza hasta tus pies
Te meten en una gran caja negra
Y te cubren con tierra y piedras
Y todo va bien
Durante una semana
Y entonces tu ataúd empieza a gotear
Y los gusanos se arrastran adentro, los gusanos se arrastran afuera
Los gusanos juegan al Pinochle en tu morro
Se comen tus ojos, se comen tu nariz
Se comen la gelatina entre tus dedos
Un gran gusano verde con ojos en blanco
Se arrastra en tu estómago y fuera de tus ojos
Tu estómago se torna verde viscoso
Y pus brota como crema batida
You spread it on a slice of breadTú lo untas sobre un trozo de pan
Y eso es lo que comes cuando estás muerto
Y los gusanos se arrastran adentro, los gusanos se arrastran afuera
Los gusanos de dentro son magros y delgados
Los que se arrastran fuera son gordos y fornidos
Tus ojos se hunden y tu pelo se cae
Tu cerebro se derrumba por tu hocico
Y los gusanos se arrastran adentro, los gusanos se arrastran afuera
Se arrastran sobre todo tu sucio morro
Tu pecho se agujerea y tus ojos se salen
Tu cerebro se convierte en chucrut
Ellos invitan a sus amigos, y sus amigos también
Todos ellos vienen a masticarte
Y esto es morir, espero que hayas tenido una bonita despedida
¿Alguna vez pensaste mientras pasaba un coche fúnebre
Que podías ser el siguiente en morir?
Y tus ojos se caen y tus dientes se pudren
Y ese es el fina de un… día perfecto


Esta es una traducción realizada por mí de la canción popular “The Hearse Song” de origen desconocido. A continuación dejo una de las múltiples versiones que han hecho de la canción, en este caso interpretada por Harley Poe.

Vientos negros

Un escalofrío recorrió su espalda a pesar de su gabardina. Sujetando con su brazo izquierdo la última caja repleta de libros y archivadores, abrió la puerta de su nueva oficina y se refugió en ella de la fría niebla londinense.

Depositó la pesada caja sobre el viejo escritorio y por fin observó con calma su adquisición. Un pequeño y polvoriento estudio con un amplío sótano; perfecto para almacenar la ingente cantidad de informes, almanaques, archivos y libros con los que trabajaba. El despacho principal era simple y acogedor, conservando a su vez un aura de antigüedad que le agradaba.

Aún tenía mucho que hacer: instalar estanterías y archivadores, decorarlo un poco, limpiar el polvo y colgar el cartel a la entrada. Mas no era el momento para estas cosas; se merecía un pequeño reposo. Encendió la lampara de aceite del escritorio y se dejó caer en su silla acolchada. Con ayuda de una cerilla se encendió un cigarrillo. Otro escalofrío.

La lluvia comenzó a golpear con fuerzas las ventanas del estudio. Se acercó a la ventana y observó la calle. Aquella no era una noche común. Vientos negros portaban presagios de fatalidad y los susurraban por toda la ciudad. Se giró de nuevo a su escritorio y sintió como la caja vibraba por la emoción de los tomos almacenados en ella ante tan funesto ambiente.

Sonrió, sus días como profesor adjunto en la universidad habían terminado. Había llegado el momento de sumergirse en la Historia Oculta escondida en la tinta y el papel de su inmensa colección.

Un rugido resonó en el corazón de Londres.

Noche de Samedi

En la oscura y húmeda noche de Louisiana, caminaba entre árboles el Doctor LeCroix, con su ornamentado sombrero de copa y su compañero gatuno, Cimetière. Como servidor del Barón Samedi, esta noche en la que los difuntos visitan nuestro mundo debía trabajar.

Percibía como las almas de su gente, esclavos que fallecieron explotados en plantaciones, arremolinándose en torno suyo, suplicando ayuda.

Tras un trago de la poción que había preparado y una fervorosa oración, los espíritus se adentraron en el recipiente que era ahora su cuerpo, llenándolo del poder necesario para repartir unas cuantas maldiciones entre ciertos “amos” opresores…

Este es un microrrelato de 99 palabras para el concurso ‘Escribir jugando’ de El Blog de Lídia, correspondiente a la propuesta del mes de Noviembre.

 

IDLES – Una banda necesaria

Desviándome de nuevo de la temática principal del blog, traigo un artículo sobre la banda punk originaria de Bristol conocida como IDLES. En 2017 lanzaron su álbum de debut, Brutalism, y en 2018 su segundo álbum, Joy as an Act of Resistance.

En este artículo quiero dar antes de nada un poco de contexto sobre la banda y sus álbumes para luego presentaros un puñado de sus canciones y hablar un poco sobre ellas. Obviamente, mi principal intención es que la música sea escuchada, así que insertaré el video oficial de cada canción en su apartado. Y como esta de la música no es siempre tan simple, voy a tratar de ordenar las canciones, mencionando primero aquellas que son más accesibles y poco a poco ir pasando a las más oscuras.

Seguir leyendo “IDLES – Una banda necesaria”

El Exuberante Circo Ambulante del Doctor Saithan

El acceso al recinto ferial del Exuberante Circo Ambulante del Doctor Saithan estaba repleto ocupado por una multitud de visitante que venían de los pueblos cercanos a disfrutar de un espectáculo que, según los carteles que cubrían la zona, prometía ser de lo más extravagante.

Entre toda la muchedumbre se hallaba Bill llevando de su brazo a la hermosa Linda Goldsmith. Aquella era la primera cita entre ambos, tras semanas de Bill cortejando a la joven. La curiosidad que había despertado en Linda asistir a un circo por primera vez, junto a su recíproco interés en Bill, la hizo terminar cediendo ante la petición de visitar la feria juntos.

Seguir leyendo “El Exuberante Circo Ambulante del Doctor Saithan”