Angustia por el Edén perdido

Las lágrimas y la desesperación aún se podían apreciar en sus rostros. Dos jóvenes con las espaldas apoyadas en un muro de cemento armado, lamentando la pérdida del único hogar en el que realmente se habían sentido libres. Libres de parientes abusivos, de las presiones de un mundo que parecía querer devorarles, del olor del alcohol, de la obsesión con las apariencias. Un hogar en el que se habían refugiado de sus respectivas familias y donde por primera vez habían podido experimentar el verdadero amor, uno cálido e incondicional.

Ese hogar ahora les estaba vedado. Cuándo ella perdió su trabajo como camarera , el dinero fue mermando día tras día mientras que la angustia de ambos fue en aumento. Cada mañana salían de su modesto santuario, papeles en mano, dispuestos a vender su salud y si alegría a cambio del dinero necesario para conservar su paraíso personal. Por desgracia, una vez tras otra las negativas les golpeaban como las olas golpean los acantilados, erosionando su alma y su confianza.

Seguir leyendo “Angustia por el Edén perdido”

Anuncios

Nación neumática – Capítulo I: Ordenanza de servicio

Como ya comenté en mi anterior entrada, he comenzado un nuevo proyecto que en principio va para largo. A pesar de que ya mostré en dicha entrada  los primeros parráfos del primer capítulo, he pensado que sería interesante publicar el primer capítulo al completo por si hay algún tipo de feedback respecto a la historia, la forma de narración, el mundo… lo que sea. A continuación dejo el primer capítulo de la historia de “Nación neumática”. Creo que es bastante breve, así que espero que no se haga muy pesado.

Seguir leyendo “Nación neumática – Capítulo I: Ordenanza de servicio”

Un nuevo proyecto: Nación neumática

Posiblemente la última historia realmente larga que escribí fue con 18 años, justo antes de abandonar la escritura durante unos 3-4 años. Llevo un tiempo escribiendo relatos y distintos tipos de entradas y creo que ha llegado el momento de ponerme un reto algo mayor. De estas ganas de ponerme a prueba ha surgido este nuevo proyecto: Nación neumática. Va a ser una historia situada en un mundo steampunk, con un gobierno anónimo (incluido entre sus miembros) que gestiona el país a golpe de mensajes enviados por un sistema de mensajería neumática y un funcionariado devoto. Como es obvio, no es una temática que recientemente haya tocado mucho, pero es una que siempre me gustó y que hace años solía escribir.

Esta entrada tiene como objetivo convertirse en un ancla para evitar abandonar el proyecto. Mi plan de acción ahora es ir día a día esribiendo un poco (o un mucho) hasta completarla, sin tampoco dejar abandonado el blog. Una vez finalizado lo más probable es que elabore un epub, pdf y mobi y los distribuya (gratuitamente como es obvio) desde este blog o incluso me plantee ponerlo en Ñektu, el tiempo dirá.

A continuación voy a dejar la portada provisional y un fragmento de la historia, en concreto la primera escena. Gracias por leer mis delirios.


La portada provisional

Seguir leyendo “Un nuevo proyecto: Nación neumática”

La muchacha que devoraba el Sol

Encerrada entre muros de mármol negro decorados con filigranas de oricalco que estabilizaban el sello que allí la emprisionaba, una joven olvidada hace milenios por la humanidad yace sentada sobre el frío suelo, constantemente recordando los últimos días que vivió en libertad.

Vívidas eran las imágenes de las calles del distrito Salavento, con sus elefantes cargando las mercancías traídas por los barcos mercantes, o de la plaza de Knosis, centro de intercambio cultural entre griegos, fenicios y demás habitantes del Mediterráneo. La majestuosidad de la urbe quedaba coronada por los cinco ziggurats de lapislázuli que se erigían en el elevado centro de la isla. Aquella era una civilización destinada a la grandeza, después de todo, era la Atlántida.

Seguir leyendo “La muchacha que devoraba el Sol”

La Luz y la Oscuridad envuelven al Oro

Fueron las cambiantes calles de Sombraluz, ciudad cuya oscuridad transformaba a sus habitantes en tétricas figuras mientras que su luz les hacía hermosos,  donde la Orden del Dorado Maestrazgo escondió su gran artefacto.

Recorriendo dichas calles, una niña portaba un libro. Aquel misterioso hombre enmascarado la había encargado entregárselo a un cliente, moneda de por medio, dándola una dirección antes de desaparecer carcajeándose.

La muchacha estaba confusa, pues no había ningún portal entre el 38 y el 42. Entonces la vio, una diminuta estantería en la pared con un 40 grabado. Depositó el libro. Un brillo inmenso. Ante sus ojos, la Lección Dorada.

Este es un microrrelato de 100 palabras para el concurso ‘Escribir jugando’ de El Blog de Lídia, correspondiente a la propuesta del mes de Abril.

La ruina de la prole de Cernvnnos

En un punto inexacto de las tierras helvéticas limítrofes con Francia se alzaba rodeada por las montañas la pintoresca villa de Bastellburgh. Efervescente de vitalidad, sus habitantes labraban la tierra con ahínco, talaban respetuosamente la madera que les ofrecían los frondosos bosques y elaboraban con maestría todo tipo de bienes artesanales que luego harían llegar a los asentamientos más allá de las montañas a través de la escarpada ruta que les conectaba con el resto del mundo.

Vigilando este idílico pueblo, el castillo del rey Ebroín Burtz, señor de este valle, se alzaba imponente. Un fuerte cuyo origen era discutido por los eruditos del lugar, unos afirmando que era de origen romano mientras que otros clamaban ser obra de los misteriosos celtas helvecios, cuyo rastro la iglesia cristiana había tratado de borrar.

Seguir leyendo “La ruina de la prole de Cernvnnos”