Respiro

En ocasiones, un banco de densa niebla negra se aposenta en mi cráneo y corroe secciones de mi mente. Embota mis sentidos y, quizás, distorsiona la realidad que percibo.

A veces, ese ácido vaporoso que la compone transforma cosas que me daban placer en elementos de frustración. En eso se ha convertido la escritura para mí en tiempos recientes.

Lo que retome tras años de abondono a modo de terapia y afición, es ahora un ejercicio de golpearse la cabeza con la pared, así que ha llegado el momento de tomarse un respiro. Dar tiempo a recuperar el ánimo y la inspiración necesarias.

Y ahora, mi laúdano, una canción.

I never feel happy, I never feel safe
I can’t let myself ever stay in one place
I look in the mirror and I see the face
Of a failure who will never be significant
The face that you see from the morning to night
Is the mask that I put on to hide what’s inside
I don’t take it off until you fall asleep
I don’t want you to see what lives inside of me
I thought I’d get older and it’d go away
But it only gets worse and causes more pain
And being alone is getting so hard
I just gotta tell you
Goddammit, I’m falling apart
I’m down on my knees in the dark
Feeling for whatever’s left
But the pieces have fallen too far

La infancia a veces tiene un precio

El rostro de Sanjay perdía color minuto a minuto. El vial conectado a su muñeca no cesaba de transportar sangre al interior de la recreativa, pero ya no podía parar. Estaba a punto de conseguirlo.

El chico hacía saltar al mago de la pantalla, esquivando los ataques de los esqueleto y contraatacando rayos mágicos. Y finalmente, aparece Drekmor, el jefe final.

La pantalla se torna negra y un fatal mensaje aparece: “ERROR DE LECTURA”. Juego averiado. Sanjay se desconecta entristecido y piensa en la sangre que iría rumbo a un continente rico, donde los niños no compran diversión con ella.

Este es un microrrelato de 100 palabras para el reto ‘Escribir jugando’ de El Blog de Lídia, correspondiente a la propuesta del mes de Noviembre.

 

Trÿa, la leyenda de Zanaán – Opinión post-lectura

Si mal no recuerdo, compré este libro a los pocos minutos de estar disponible y desde entonces ha estado pacientemente en mi pila de lectura hasta hace cosa de dos o tres semanas. Tras finalizarlo, puedo decir con seguridad que ha sido una gran adición a mi biblioteca personal.

‘Trÿa, la leyenda de Zanaán’ de Gabriel A. Rancel y Sara Bernardo es una historia de fantasía que transcurre en un mundo rico en detalles, desde sus orígenes hasta sus actuales pobladores, que puede presumir de tener su propio “sabor”, no abusando de razas y tópicos habituales en el género fantástico.

Seguir leyendo “Trÿa, la leyenda de Zanaán – Opinión post-lectura”

Cacahuete

Desperté confuso, con la mente embotada. El cuerpo me pesaba y se negaba a obedecerme, palpitando con una sensación similar a aquella de dormirse sobre un brazo hasta convertirlo en un apéndice muerto. Me daba vueltas la cabeza y no conseguía reunir las fuerzas para abrir los párpados. Quedé yaciendo ahí, siendo arrastrado por un oscuro remolino de malestar y debilidad.

Minutos después, mis ojos cedieron a mi voluntad y se abrieron de par en par. Sabía que lugar era aquél. Cama de madera ya algo gastada, un enorme armario empotrado, estanterías con figuritas de hadas y todo tipo de mementos, una cómoda con una televisión de tubo encima y, presidiendo todo, una foto de mi difunto abuelo con mi abuela en su boda. Me calmé un poco.

Seguir leyendo “Cacahuete”

Yndoria – Opinión post-lectura

Yndoria, de Jessica Galera Andreu y perteneciente a la bilogía ‘Hijos de la Nada’, ha sido una grata sorpresa que tenía varias papeletas para causarme rechazo y, aún así, me atrapó. Esta novela, compuesta por dos tramas que ocurren en el mundo fantástico de Asthais, una en el arrasado Sur y otra en el Norte que aún se resiste a caer, tiene como principales protagonistas a dos jóvenes. Primero conoceremos a Blaze, miembro de una pandilla de amigos que tratan de sobrevivir a la cruel tiranía devastana; posteriormente se nos presentara a Nazam, previamente un niño convertido en devastano que ahora trata de convertirse en elementalista para plantar cara a su antiguo bando.

Seguir leyendo “Yndoria – Opinión post-lectura”

Dormir, un castigo

Apagas la luz y cierras tus cansados ojos; al fin, tu tan ansiado descanso ha llegado. Pero ya en la absoluta oscuridad y con sus garras acechando sobre tus decaídos párpados, sabes que has cometido de nuevo ese error. Tu mente se distancia de su contenedor de carne y hueso. Hora del sueño.

De nuevo en su hogar. Ambiente asfixiante que estrangula tu cordura y augura el terror de lo incomprensible. Sientes su amenaza en cada rincón de este amorfo espacio entre mundos. Te observa y percibe tus miedos y ansiedades. Debes huir.

Seguir leyendo “Dormir, un castigo”

Glotón antediluviano

Varssi, conocido como ‘El Primer Maldito’, es uno de los muchos individuos de los albores del Mundo cuya leyenda se fundió en las sombras con el paso de las eras, mas ahora me dispongo a arrojar algo de luz sobre su historia y descubriros los efectos que aún experimentamos a raíz de sus acciones.

Varssi se ganó su sobrenombre y su condición de condenado tras asesinar a uno de sus hermanos y devorar sus restos para ocultar el crimen. Esa misma noche se vió aquejado de terribles dolores y fríos sudores. Su despertar al amanecer no fue mucho mejor; sus cuatro colmillos se habían alargado, sentía un hambre voraz y tenía la certeza que su sangre era portadora de algo nuevo, algo oscuro y terrible.

Seguir leyendo “Glotón antediluviano”